Mediumnidad

FEE

Mediumnidad es el conjunto de facultades que permiten al ser humano, comunicarse con el mundo espiritual. Es inherente al hombre y por tanto le es privilegio exclusivo, sin embargo este calificativo se aplica sólo a aquellos en que se manifiesta facultad mediúmnica.

El fluido periespiritual es el agente de todos los fenómenos espíritas; estos fenómenos no pueden operarse sino por la acción recíproca de los fluidos emitidos por el medium y el espíritu.

El desarrollo de la facultad mediúmnica depende de la complexión más o menos expansible del periespíritu del medium; y su asimilación más o menos fácil con el de los espíritus.

La predisposición mediúmnica es independiente del sexo, de la edad, del temperamento; se encuentran mediums en todas las categorías de los individuos, de jóvenes a viejos.

Las relaciones entre espíritus y médiums se establecen por medio del periespíritu; la facilidad que existe en estas relaciones depende del grado de afinidad que haya entre los dos fluidos: Los hay que se asimilan fácilmente y otros que se repelen; de lo que deducimos que no basta ser medium para comunicarse indistintamente con todos los espíritus; hay espíritus que no pueden comunicarse con determinado medium, y otros que sólo lo consiguen por una transmisión de pensamientos con manifestación interior.

Por la asimilación de los fluidos el periespíritu se identifica, por decirlo así, con la persona que quiere influir; no solamente le transmite el pensamiento, sino que puede ejercer sobre ella una acción física y hacerle obrar o hablar a su voluntad, hacerle decir lo que quiere, en una palabra, servirse de sus órganos como si fueran suyos, y puede en fin, neutralizar la acción de su propio espíritu y paralizar su libre albedrío. Los buenos espíritus se sirven de esta influencia para el bien, los malos para el mal.

No hay facultad que tenga las aptitudes en un mismo grado, se sigue que unos obtienen efectos que para otros son imposibles.

La voluntad del medium no siempre es necesaria, el espíritu que quiere manifestarse, busca la persona apta para recibir su impresión y otras pueden provocar ciertas manifestaciones.

La naturaleza de las comunicaciones siempre es relativa a la naturaleza del espíritu y lleva el sello de su elevación o de su inferioridad, de su saber o de su ignorancia.

Para que una comunicación sea buena, es menester que emane de un espíritu bueno; para que este buen espíritu pueda transmitirla le es necesario un buen intermediario; para que quiera transmitirla es preciso que el objeto le convenga.

El ejercicio de la mediumnidad tiene dos escollos temibles: el interés y el orgullo.

El contacto con almas puras y grandes, acrecienta las facultades psíquicas y multiplica los medios de percepción. En las sensaciones bien dirigidas el medium percibe cada vez más las irradiaciones, los fluidos de los mediums y espíritus superiores.

Medium exento de vanidad, sencillo de corazón y con la sinceridad de su alma, bajo la mirada de Dios, ofrece su concurso a los buenos espíritus éstos se apresuran a asistirle y le ayudan a desarrollar sus facultades.

La mediumnidad es variable, cambiante, puede desaparecer tal como ha venido. Es una facultad que se retira cuando se abusa de ella.

En muchos casos no son los espíritus los que vienen al medium, sino éste quién va hacia ellos.

El intercambio mediúmnico puede ser:

Oculto: Cuando ocurre en el campo íntimo sin que a veces la propia persona se da cuenta de la influencia percibida. Ej: pensamientos, presentimientos, impulsos.

Ostensivo: Por la acción que ejerce a través del medium, el espíritu comunicante se revela, quedando patente su individualidad.

Beneficios de la Mediumnidad

Probar la existencia del espíritu; su inmortalidad y su individualidad.

Reencontrar los seres queridos desencarnados

Informarnos de lo que nos sucede en la vida espiritual de acuerdo a nuestra vida terrena y como consecuencia de nuestros actos.

Recibir ayuda de los buenos espíritus: enseñanzas, avisos, curaciones.

Ayudar a los espíritus necesitados y cooperar con los buenos espíritus en sus actividades de amparo y elevación a favor de todas las creaturas.

Desarrollar y educar nuestras facultades mediúmnicas

Tener mayor y mejor relaciones con los encarnados y desencarnados.

Rescatar deudas, aprender y perfeccionarnos espiritualmente.

Peligros de la Mediumnidad

Cuando los participantes del grupo mediumnico no están vigilantes, ni separados para el intercambio, los espíritus inferiores comparecerán en gran número y pueden perjudicar con:

Acción fluídica (comunicaciones malsanas) y hasta físicas sobre personas y el ambiente.

Mixtificaciones y mala orientación espiritual

Obsesión individual y colectiva

Los mediums sin conocimientos, facultades poco educadas, pueden ser víctimas de desgastes, de sugestiones, de animismo y hasta compelidos a fraudear la comunicación.

Los asistentes invigilantes pueden sufrir el escepticismo y fanatizarse (no son capaces de percibir los errores y absurdos dando crédito a todo)

CLASIFICACION DE LA MEDIUMNIDAD

I. De acuerdo al fenómeno:


A. Medumnidad de efectos físicos:

Los médiums tiene el poder de provocar efectos materiales o manifestaciones ostensibles. Pueden ser de dos grandes grupos.

Mediums facultativos: Tienen la conciencia de su poder y producen los fenómenos por su voluntad.

Mediums involuntarios: Su influencia la ejercen sin saberlo.

VARIEDADESM. Golpeadores: Bajo cuya influencia se producen los ruidos y los golpes

M. Motores: Producen el movimiento de los cuerpos inertes

M. de traslaciones y de suspenciones: Producen traslación aérea y suspensión de los cuerpos inertes en el espacio.

M. de efectos musicales: Producen sonido de instrumentos sin contacto

M. de apariciones:
Pueden provocar apariciones fluídicas tangibles o visibles para los asistentes.
M. de aportes: Sirven de auxiliar a los espíritus para aportar objetos materiales.

M. Neumatógrafos: Obtienen la escritura directa

M. Neumatófonos: Obtienen la voz directa

M. Curanderos: Llamados también pasistas, ellos tienen el poder de curar o aliviar por la imposición de manos.

M. Excitadores: Tienen el poder de desarrollar en los otros, las facultades mediúmnicas

Sematología: Lenguaje de los signos

Radiestesia: Facultad mediúmnica de poder captar las ondas electromagnéticas de los seres vivos y reinos de la naturaleza.

B. Mediumnidad de efectos intelectuales:

Son aquellas que demuestran actos libres expresando intenciones, conocimientos, sentimientos de un espíritu o respondiendo a un pensamiento pero sin producir efectos materiales ostensibles.

VARIEDADES

Sensitivos: Susceptibles de sentir la presencia de los espíritus por impresión general local.

Auditivos: Los que oyen a los espíritus.

Parlantes: Hablan bajo la influencia de los espíritus.

Videntes: Ven a los espíritus en vigilia.

Inspirados: Pensamientos sugeridos por los espíritus la mayoría de las veces sin saberlo.

De presentimientos: Personas que tienen una vaga intuición de las cosas futuras.

Proféticos: Reciben con más precisión que los mediums de presentimientos.

Sonámbulos:
Los que en estado de sonambulismo están asistidos por los espíritus.

Extáticos: Los que en estado de éxtasis reciben revelaciones de los espíritus.

Pintores y dibujante o psicopictóricos: Pintan o dibujan bajo la influencia de los espíritus.

Músicos: Ejecutan, componen o escriben música bajo la influencia de los espíritus.

Polígrafo: Escritura cambia con el espíritu que se comunica, o reproducen la escritura que el espíritu tenía en vida.

Políglotas: Facultad de hablar o escribir en lenguas diferentes

Iletrados: Los que escriben como medium sin saber leer ni escribir en el estado ordinario.

Mercenarios: Los que explotan su facultad

Historiadores: Los que tienen una aptitud especial para el desarrollo de los hechos históricos. Esta facultad como todo, es independiente de los conocimientos del medium

Científicos: Propios para las comunicaciones relativas a las ciencias sin que los mediums sean sabios

Medicinantes: Los que sirven más fácilmente a los espíritus para las percepciones medicinales.

II. Según el modo de ejecución

Inconscientes: Actúan en forma involuntaria y no tienen conciencian del mensaje.

Semiinconscientes:
Actúan involuntariamente pero son conscientes del mensaje.

Conscientes: Actúan voluntariamente y se comunican a través del pensamiento.

III. Según el adelanto moral

Natural: El espíritu ya evolucionado es dueño de una sensibilidad perfeccionada que le permite vibrar normalmente en planos superiores. (facultad puramente espiritual)

De prueba: Facultad sicosomática dada al medium, no hereditaria pero congénita, que le sirve de instrumento al espíritu desencarnado. La facultad no es conquistada por el poseedor ni fruto de su superioridad espiritual, sino dádiva de Dios, otorgamiento hecho a unos y otros en ciertas circunstancias y ocasiones para que en su gozo y uso tengan la oportunidad de rescatar deudas.

André Luis dice: "Los médiums, en su generalidad, no son misioneros, en la aceptación común del término; son almas que fracasaron rotundamente, que contrariaron de sobremanera el curso de las leyes divinas y que ahora intentan rescatar bajo el peso de severos compromisos y grandes responsabilidades, el pasado oscuro, delictuoso y criminal.

(Artículo originalmente publicado en el website de la Federación Espírita Española)